Beneficios

Productos Organicos Terrasana

Historia

El aceite de oliva, tiene una tradición histórica que se remonta a la época de los fenicios. El aceite de oliva, ha recorrido un largo camino desde la época en la que los romanos utilizaban el aceite de oliva como medicina, hasta llegar a nuestros días en los que el aceite de oliva lo usan prestigiosos chef de cocina para elaborar los más refinados platos gourmet o está presente en laboratorios de reputados científicos que nos cuentan el porqué de sus propiedades.

El aceite de oliva se consideraba un medicamento en la antigüedad por sus propiedades naturales y su acción farmacológica. Entre las muchas de las propiedades que han sido consensuadas recientemente por médicos y científicos, destacan:


Protege contra el peligro de afecciones cardíacas, especialmente el infarto de miocardio.
Es un remedio natural para las úlceras.
En pediatría, es la grasa adecuada para la Alimentación infantil.
Favorece el crecimiento de los huesos y la absorción del calcio.
Previene el cáncer y la diabetes.
Es excelente para mantener una piel joven y saludable.
Rico en vitaminas A, D, E, F y K.
Aumenta las defensas del organismo.
Antirraquítica.
Anti esterilidad.
Anti hemorrágica.


El aceite de oliva extra virgen posee muchos beneficios para la salud y es por esto que la creciente venta de aceite de oliva ha generado también un incremento en la producción y el cultivo de la oliva, si bien el precio del aceite de oliva continua siendo más alto que el resto de los aceites.

No todos los tipos de aceites de oliva son iguales. al igual que en los vinos, disponen de una complejidad sensorial, tanto aromática como gustativa muy alta. Estas diferencias en el aceite de oliva, dependen de la tierra, la elaboración y la variedad de aceituna empleada. Dentro de los tipos de aceites de oliva y en orden de calidad se pueden clasificar en distintas categorías siendo el aceite extra virgen orgánico el de mejor calidad.


Aceite de oliva virgen extra orgánico. Para los consumidores que buscan lo mejor. El precio del aceite de oliva orgánico es sensiblemente más caro, pero se trata de un autentico producto gourmet, debido a que este aceite de oliva, es producido cultivando el olivar sin productos químicos, lo que le confiere aun mejores propiedades.


Dentro de los diferentes tipos de aceite de oliva, el virgen y el puro de oliva, son los más ricos en vitamina E (de acción antioxidante) y fitosteroles (sustancias que contribuyen a reducir los niveles de colesterol en sangre). Todos los aceites destacan por el elevado contenido en grasas monoinsaturadas, sobretodo ácido oleico. Entre ellos, el aceite de oliva orgánico se destaca en especial por estar libre de sustancias químicas, desde que se planta el olivo hasta que llega al consumidor.

En cuanto a la miel orgánica, las pruebas realizadas han demostrado que nuestra miel mantiene sus cualidades naturales intactas, con ausencia absoluta de residuos.

Beneficios para la salud, dentro de sus propiedades naturales:


Antiséptica de las vías respiratorias y urinarias,
Está indicada contra catarros y afecciones del árbol respiratorio,
La más indicada para los diabéticos.


Alimentación Orgánica: ¿ Por qué ayuda a mantenernos sanos?


La vuelta hacia una alimentación con productos naturales, que no sufran procesos industriales cada vez más agresivos, nos ha llevado a valorar la alimentación orgánica como parte de un proceso de promoción de la salud y de prevención de enfermedades tanto metabólicas como inmunológicas, entre las que se encuentran tanto obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, como cáncer y otros problemas inmunológicos, y ya existen varios estudios que así lo demuestran.

Hay que tener presente que nuestra salud está relacionada directamente con los alimentos que ingerimos: por lo tanto, una buena nutrición de las plantas y de los animales que forman parte de la mesa familiar, nos proporciona los elementos que necesitamos para la vida...Y en esto se basa la alimentación en base a productos orgánicos.
En ella se incluyen no sólo los vegetales sino también otros como carnes y leches, miel, e incluso hierbas aromáticas y curativas.

El cultivo de alimentos orgánicos utiliza técnicas de cultivo que mantienen la riqueza nutricional de la tierra y sigue los ciclos de la naturaleza: los vegetales así cultivados poseen minerales y vitaminas correspondientes a cada especie vegetal, maduran y acumulan nutrientes en forma natural; los animales utilizan sus raciones tradicionales, sin agregados de medicamentos como antibióticos y hormonas y cumplen con sus fases biológicas.

También evita el agregado de fertilizantes y plaguicidas químicos, que no sólo se depositan en las plantas y luego pasan al hombre, sino que su exceso, al no ser utilizados, pasan a las capas acuosas y puede alteran el eco-sistema, incluso a grandes distancias: mortandad directa de peces y otros organismos acuáticos, disminución de algas y otras especies que son fuente de alimentación de ellos.

Los alimentos que se obtienen con estos métodos contienen una mayor cantidad de nutrientes, desde los tradicionalmente conocidos como las vitaminas y los minerales, hasta aquellas sustancias como los fitonutrientes, elementos de origen vegetal, que nos protegen de radiaciones, contaminantes ambientales y conservantes agregados a los alimentos industrializados.

Los fitonutrientes son sustancias, en general de variados colores como los flavonoides y antocianatos, que se producen al final del crecimiento del vegetal: si la planta es recogida antes de la maduración completa, como sucede en general con los que encontramos habitualmente, su concentración disminuye y no pueden cumplir con sus efectos protectores.

Los alimentos orgánicos contienen enzimas propias que mejoran la inflamación intestinal y la digestión y absorción de los alimentos, que luego pasarán a la circulación para ser distribuidos por todas las células del organismo, donde son necesarios para cumplir con las necesidades metabólicas y funcionales: producción de proteínas, ácidos nucleicos, energía, hormonas, anticuerpos, neuropéptidos cerebrales: por lo tanto mejoran todas las funciones orgánicas.

Aporte nutricional de los productos orgánicos:


mayor cantidad de Vitamina C, que aumenta la protección contra los resfríos, preserva dientes y encías, hay menor posibilidades de hemorragias, tiene acción protectora del aparato cardiovascular y del sistema inmunológico.
más calcio, y una cantidad equilibrada de fósforo, fluor y sílice que ayudan a una mejor formación y mantenimiento de huesos y dientes, en todas las edades de la vida,
se absorbe mejor el hierro, que favorece el transporte de oxígeno,
además tienen mejor sabor y aroma, que son debidos a otras sustancias como los aceites esenciales, también relacionados con los procesos digestivos.


Nota de la Dra.Elba Albertinazzi para Terrasana.
Presidente de la Asociación Argentina de Médicos Naturistas.

Nuestros productos orgánicos están certificados por la Organización Internacional Agropecuaria y nuestro campo está certificado por la Fundación Alimentos Ecológicos Argentinos.

Las aceitunas Terrasana son seleccionadas en forma manual y procesadas con las reglas del buen arte cumpliendo extrictamente las pautas de la certificación orgánica.


Terrasana • Productos Orgánicos Certificados
Sanabria 2124 CP. 1417 • CABA • Argentina | Tel. (+ 54 11)­ 4566.4051
Copyright 2009 ©

cómo contactarnos

Dirección
Sanabria 2124
C.P.: C1417AZB
CABA, Argentina
Tel.
+54 11­ 4566.4051